cml web nota-01-01

4 de febrero: Día Mundial contra el Cáncer

Cada 4 de febrero, a nivel mundial, es el día de la lucha contra el cáncer. Con el objetivo de crear conciencia sobre esta enfermedad, queremos brindarles a nuestros pacientes información relevante para la prevención y el tratamiento adecuado.

 

¿Qué es el cáncer?

Cuando hablamos de cáncer nos referimos a un amplio grupo de enfermedades que comienzan en las células.

El cáncer puede empezar casi en cualquier lugar del cuerpo, debido a que nuestro organismo está formado de muchos tipos de células. Normalmente, las células crecen y se dividen para producir nuevas células, que son indispensables para mantenernos sanos. Algunas veces este proceso se descontrola: nuevas células se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita y otras viejas no mueren cuando deberían hacerlo, formando una masa de tejido llamado tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos. Los benignos no son cancerosos ya que las células de este tipo de tumores no se diseminan a otras partes del cuerpo, generalmente se pueden extirpar y en la mayoría de los casos no reaparecen. 

Los tumores malignos son cancerosos, dado que sus células tienen anomalías, se dividen sin control, pueden invadir y destruir el tejido a su alrededor, entrar al torrente sanguíneo o al sistema linfático y diseminarse a otros órganos.

 

Detección Temprana

Muchas veces es posible detectar los tumores de forma temprana y tratarlos.

La detección temprana es indispensable a la hora de prevenir muertes por cáncer, ya que en las fases iniciales de la enfermedad existe un alto potencial de curación. 

Existen intervenciones que permiten la detección temprana y el tratamiento eficaz de un tercio de los casos aproximadamente.

La inversión en la capacitación profesional continua es fundamental para equipar a los profesionales de la salud con las herramientas y los conocimientos apropiados que les permitan reconocer los primeros signos y síntomas de cáncer.

 

Prevención

Al menos un tercio de los cánceres más comunes se pueden prevenir no fumando, reduciendo el consumo de alcohol, llevando una dieta más saludable y haciendo más ejercicio físico. La adopción de hábitos saludables en etapas tempranas de la vida reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades no transmisibles en la edad adulta.

 

A continuación, brindaremos algunas recomendaciones que tenemos a nuestro alcance para prevenir la enfermedad:

– Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
– Reducir el consumo de grasas de origen animal (fiambres, embutidos, manteca, leche entera) y de ácidos grasos trans (productos de pastelería, snacks y golosinas).
– Realizar actividad física todos los días, por lo menos 30 minutos.
– Evitar el consumo excesivo de alcohol.
– Evitar el tabaco y promover los ambientes 100% libres de humo.
– Evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16, utilizar protectores solares y ropa que proteja la piel (de color claro y liviana). Estas medidas deben extremarse en los grupos más vulnerables: niños menores de 3 años y personas de piel blanca, cabello y ojos claros.

Recomendaciones para las mujeres
– Niñas de 11 años: para prevenir el cáncer de cuello de útero deben aplicarse la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), que a partir de su incorporación al Calendario Nacional de Vacunación en el año 2011 está disponible en forma gratuita en todos los centros de salud y hospitales públicos de Argentina.
– Mujeres a partir de los 25 años: para prevenir el cáncer de cuello de útero, se recomienda la realización de un PAP cada año.
– Mujeres de 50 a 70 años: para detectar tempranamente el cáncer de mama se recomienda la realización de una mamografía anual y un examen de mamas todos los años realizado por un profesional de la salud. Además, del autoexamen mamario de manera habitual.
– Mujeres de 50 años en adelante: para prevenir el cáncer colorrectal, se recomienda la realización de una prueba de sangre oculta en materia fecal.

Recomendaciones para los hombres:
– Varones de 50 años en adelante: para prevenir el cáncer colorrectal, se recomienda la realización de una prueba de sangre oculta en materia fecal.
– Varones de 65 años en  adelante: para prevenir el cáncer de próstata, se recomienda realizar un examen con un profesional de la salud.

 

Diagnóstico

Los controles médicos frecuentes son fundamentales para detectar a tiempo el cáncer, dado que en sus etapas iniciales la mayoría de los tumores son asintomáticos. 

Debemos consultar con nuestro médico de cabecera ante cualquier síntoma o cambio en nuestro cuerpo, ya que él podrá indicar los estudios necesarios para dar con el diagnóstico de manera temprana.

 

Tratamiento 
La oncología es la especialidad que se dedica al cáncer y define el tratamiento más adecuado. El cáncer puede tratarse con cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia hormonal o terapia biológica. El médico oncólogo puede usar un sólo método o una combinación de varios, en base a la edad y salud general del paciente, el tipo y ubicación del cáncer y el nivel de extensión de la enfermedad, entre otros factores.

El cáncer puede tener un impacto importante en la salud emocional, física y psíquica de las personas. Pero un diagnóstico de cáncer no debe ser sinónimo de dolor y muerte, ya que más de la mitad de las personas afectadas por estas problemáticas se curan y en otros casos, las personas pueden tener una buena calidad de vida.

Mantener las redes de apoyo social y hablar del cáncer es importante para las personas que lo padecen y para sus familiares y allegados.

 

En Clínica Modelo Lanús contamos con un equipo de oncólogos ampliamente reconocidos al servicio de nuestros pacientes. Puede solicitar turno al 011-4229-6000.